Chiste del camello

Chiste del camelloUn hombre agotado vaga por el desierto montando su camello, ya ha pasado tanto tiempo desde que estuvo con una mujer que no tiene mas remedio que hacerse una paja.
Pero una mañana calurosa se da cuenta que con una paja no le basta, y que lo única posibilidad que tiene ese estar con el camello. Al ver las intenciones del hombre el animal echa a correr, mientras el hombre con desnudo intenta alcanzarlo.
Luego de varias horas de perseguir al camello se topa con una rubia guapísima con el coche averiado. El no duda ni un minuto en darle una mano cuando la chica se lo solicita.
Luego de unos minutos el hombre le dice a la rubia:
– El coche ya esta listo
A lo que le contesta mientras se desabrocha la camisa dejando notar su gran escote:
– Es usted muy amable, como podría agradecerle este gran favor que usted me ha hecho?
– Ayudándome a atrapar mi camello.